Pese a los controles, siguen problemas, en el sector del Tren en Riobamba.

Temor. Es así como se describe lo que varios moradores del sector de la Estación del Tren sienten al ser interrogados sobre los problemas de delincuencia y prostitución que existen en este emblemático lugar. Y no es para menos, la situación cada vez se agrava más, pese a los constantes controles que la Intendencia junto a Policía Nacional realizan. Pese a los controles, siguen problemas.

Situación. Son personas que nos reciben tranquilos, cómodos, pero a la sola pregunta de cómo ven la situación en este sector, se ponen incómodos, nerviosos, temerosos. En datos ligeros, se consultó a cinco moradores, que no quisieron dar sus nombres, si sienten que algo cambió tras los controles realizados periódicamente y respondieron que no. “Varias veces vemos peleas que se dan entre las chicas. A veces los guardias las ven y no hacen nada” comentó una joven, quien además agregó que en anteriores ocasiones estas mujeres fueron vistas con cuchillos agrediéndose entre sí. “La mitad parece que son extranjeras, la otra mitad son de aquí”. Otro ciudadano informó: “Esto se da hace muchos años atrás.

Sobre la prostitución, no estoy ni en contra ni a favor, pero lo que sí tengo que resaltar es que la autoridad debe poner cartas en el asunto. Parece que esta situación se detiene por cierto tiempo gracias a los controles, pero cuando se dejan de hacer el problema vuelve”. Señaló que incluso las personas temen pasar en horas de la noche debido a la inseguridad del sector. Otra ciudadana afirmó que teme que atenten contra su seguridad: “Antes ellas estaban en plena Estación, ahora con los controles ellas pasan a las calles 10 de Agosto, Carabobo e incluso en la Veloz”. Afirmó que desde las primeras horas del día se las ve trabajando.

Autoridades. Luis Poma, intendente de Policía, informó que se están haciendo controles de manera constante. Al mencionar la situación de expendio de drogas, afirmó que al hacer controles, existen personas que manejan la cantidad admitida de sustancias y es por ello que no hay dolo. Señaló que con relación al tema de prostitución, es imposible catalogar a una persona si la ejerce o no. “Si encontramos a una persona en la esquina, por el hecho de ser mujer, por su vestimenta, no podemos decir que está allí para cometer actos de prostitución. Esto es algo discriminatorio”. Enfatizó la importancia de la denuncia si existen delitos: “Esto es una percepción de inseguridad, para eso estamos allí”.(Fuente: Diario la Prensa bajo la siguientedirección:https://www.laprensa.com.ec/pese-a-los-controles-siguen-problemas/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *