El CAL: ‘a paso de tortuga’ con los juicios a dos ministros.

Dos procesos judiciales ponen en vilo la competencia legislativa ecuatoriana y el accionar de su organismo administrativo, el Consejo de Administración Legislativa (CAL). El juicio político al  ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, fue relegado para tratar el proceso del ministro de Trabajo, Carlos Andrés Isch.

El constitucionalista Ismael Quintana explica que  en un juicio político la función del CAL es calificar el proceso, revisar los requisitos formales y emitir una acusación constitucional  a la Comisión de Fiscalización, que después de analizar llevará a cabo el antejuicio, donde los denunciantes y acusados presentarán pruebas de cargos y descargos. Después de esa comitiva enviará un informe, que con las últimas reformas de la Ley Legislativa ya no puede ser archivado,  recomendando o no recomendando el juicio político  al Pleno.

“Hay bastantes mecanismos para imponer sanciones a esta clase de actitudes de los funcionarios, pero, lamentablemente, caminan como el proceso de vacunación: a paso de tortuga”, explicó el jurista.

¿Cómo se toman las decisiones?

Quintana, además, aclaró que el caso de Zevallos fue relegado,  porque no puede llevarse a cabo simultáneamente, según el artículo 81 de la Ley de la Función Legislativa, que dice: “Si durante el proceso de sustanciación de un juicio político, el Consejo de Administración Legislativa remitiera una nueva solicitud de juicio político, su plazo para avocar conocimiento correrá a partir de la finalización del proceso en curso al interior de la Comisión”.

“Ahora, la norma no dice  que debe resolverlo en orden de presentación de llegada, porque ese fue el criterio: primero llegó el de Isch y el otro fue postergado. Creo que el CAL toma una decisión política y  no jurídica, debía dar prioridad al funcionario cuestionado por el sector político, académico y ciudadano del Ecuador”.

Mientras que el abogado, politólogo y docente universitario, Arturo Moscoso, indicó que el gabinete de Moreno parece que ya abandonó el barco antes de zarpar  y también piensa que la situación legislativa del país es compleja:  “Al final los asambleístas no van a tener réditos electorales porque ya se van, entonces no les interesa demasiado”, afirmó el especialista.

Justificaciones

Ambos  funcionarios están acusados bajo la figura de incumplimiento de funciones. Zevallos fue llamado a proceso jurídico por el Legislativo, para que aclare sobre la emisión irregular de carnés de discapacidad, la falta de nombramientos a personal de salud y la falta de transparencia en el proceso de vacunación del virus. Mientras, en otros países se han tomado decisiones severas. (Ver recuadro)

En el caso de Isch, el juicio político no está aprobado, pero está en revisión del Legislativo. Esto se da por la aplicación de la Ley Humanitaria que según las pruebas de Marcela Holguín y Marcela Aguiñaga (RC), habría incurrido en abrogación de funciones.

La solicitud del proceso tuvo el respaldo de 39 asambleístas. Hoy comparecerán las legisladoras denunciantes.(Fuente: Diario la Hora bajo la siguiente dirección:https://lahora.com.ec/noticia/1102341327/el-cal-a-paso-de-tortuga-con-los-juicios-a-dos-ministros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *