Acuerdo con el FMI contempla el alza progresiva del IVA desde el 2022.

El programa económico con el Fondo Monetario Internacional (FMI) contempla una reforma tributaria para subir los ingresos fiscales en unos USD 2 000 millones en el 2022, año en que se espera una reactivación económica. La tarea le corresponde al siguiente Gobierno, pues el actual solo dejará un borrador. Según el acuerdo con el FMI, publicado ayer, 5 de octubre del 2020, la siguiente administración deberá presentar la Ley en septiembre del 2021. En el reporte del FMI, se sugiere que los USD 2 000 millones se conseguirían con un alza de tres puntos al impuesto al valor agregado (IVA), con lo que tributo sería del 15%. El documento señala que sería un “incremento amigable y progresivo”, que tendría un efecto menor en los hogares de menores ingresos, debido a que una gran fracción de los bienes consumidos por estas familias en el país permanecerán exentos del tributo. Otra sugerencia es hacer una reforma progresiva a los impuestos que generan las personas naturales, enfocada en aquellos que tienen más ingresos. También se recomiendan cambios para los contribuyentes empresariales que pagan el impuesto a la renta. Otro aspecto de la reforma tendría que ver con la eficiencia de la recaudación para reducir los riesgos de incumplimiento, por ejemplo, con la creación de una oficina de grandes contribuyentes. “El sistema tributario aún necesita ser reforzado y mejorado, tenemos una base relativamente pequeña, altas asignaciones personales, complejidad, los ingresos por impuestos a la renta y al valor agregado siguen siendo bajos, según los estándares internacionales y regionales, por la baja tributación, tasas y aplicación deficiente”, apunta la carta de intención de Ecuador. También se plantea la reducción de las exenciones del IVA a las universidades y la eliminación de la devolución del IVA a los adultos mayores. Otra sugerencia es hacer cambios para una mayor eficiencia en la recaudación e incluso la creación de un nuevo impuesto a las emisiones de CO2. Ayer, 5 de octubre, el ministro de Finanzas, Richard Martínez, detalló que se plantea revisar los gastos tributarios que bordean los 5 puntos del PIB. Los gastos tributarios son aquellos impuestos que el Fisco deja de recibir por la aplicación de excepciones o regímenes especiales. Patricio Alarcón, presidente de la Cámara de Comercio de Quito (CCQ), lamenta que en el mediano plazo no se plantean reformas estructurales para reducir el tamaño del Estado. “Se plantea subir impuestos aún cuando la carga tributaria es la más alta de la región. Si se analiza de forma macro se mantiene la misma fórmula en la que los ciudadanos siguen financiando el gasto”, dijo.(Fuente: Diario el comercio bajo la siguiente dirección: https://www.elcomercio.com/actualidad/acuerdo-fmi-ajuste-fiscal-ecuador.html)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *