ACNUR: la comunidad internacional subestima la generosidad de muchos países de Latinoamérica.

Latinoamérica se mantiene como una región con complicados retos en materia de derechos humanos, lo que la convierte –además- en un territorio con creciente aumento de habitantes desalojados que buscan seguridad lejos de sus comunidades. La alta comisionada adjunta de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Kelly Clements, visitó El Salvador para conocer de primera mano la situación que, entre 2006 y 2016, ya había causado que unas 71.500 personas dejaran sus casas y otras 167.000 solicitaran asilo en distintas partes del mundo.

DW: ¿Cómo analiza el cumplimiento del derecho humano al asilo en el continente americano?

Kelly Clements: Esta es una región que está bajo estrés con respecto al asilo y aquellos que se ven obligados a huir de la persecución, particularmente la violencia generalizada. La situación venezolana es un importante impulsor del desplazamiento. Tenemos casi 5 millones de venezolanos que han salido de su país, muchos de los cuales han solicitado asilo principalmente en los países vecinos. Colombia es el que ha asumido la mayoría de la responsabilidad con respecto a la acogida de venezolanos. Esto se vuelve bastante difícil para un gobierno que tiene recursos escasos para poder darles respuesta a todas las personas venezolanas que necesitan ayuda.(Fuente: DWAcademi bajo la siguiente dirección: https://www.dw.com/es/acnur-la-comunidad-internacional-subestima-la-generosidad-de-muchos-pa%C3%ADses-de-latinoam%C3%A9rica/a-52346063 )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *