Corte anunció al Tribunal que juzgará a Rafael Correa y Jorge Glas.

En manos de los jueces Marco Rodríguez, Iván Saquicela Rodas e Iván León se encuentra el futuro de 21 personas procesadas en el caso Sobornos. Los tres magistrados conformarán el Tribunal de Juzgamiento. Serán responsables de condenar o absolver a los sospechosos de una red de corrupción, en donde el expresidente Rafael Correa, el exvicepresidente Jorge Glas y otros altos funcionarios de su gobierno están vinculados. La Corte Nacional confirmó esta información y dijo que cuatro de los siete jueces que son parte de la Sala Penal están inhabilitados, porque ya tramitaron este expediente judicial en instancias anteriores. Los únicos habilitados son León, Rodríguez y Saquicela. Pero para que su designación sea oficial es necesario que se realice un sorteo y entre ellos se designará al presidente o denominado juez ponente que dirigirá el juicio. Cuando esto ocurra, la Corte deberá notificar a los defensores, a la Fiscalía y a la Procuraduría. Para Fausto Jarrín, abogado de Correa, “este Tribunal no existe hasta que no se notifique formalmente”. Jorge Luis Ortega, defensor del exministro Walter Solís, coincide con ese criterio. “No puedo pronunciarme sobre una cosa que todavía no está conformado (oficialmente)”. Para ambos, lo importante será conocer quién es el jurista que presidirá el Tribunal. “Más allá de que por descarte (por inhabilidad de cuatro jueces) los tres vayan a conocer el caso, hasta que se sepa quién es el juez ponente no hay mucho que decir”, agregó Jarrín. Según el Código Penal, el juez ponente es el que dirige el juicio. En el art. 615 se detalla cuál será la actuación de este magistrado. Allí se dice que él tomará el juramento de los testigos o peritos, dirigirá los interrogatorios y determinará los tiempos de las intervenciones. Otra facultad que tiene el presidente del Tribunal es recibir pruebas nuevas que no se hayan practicado durante la fase de investigación. Esto puede ocurrir siempre y cuando se cumplan dos requisitos. Primero, que quien solicite justifique que no conocía de la existencia de la prueba sino hasta ese momento. Y, segundo, que la evidencia sea importante para demostrar los hechos. La semana pasada, en la audiencia preparatoria de juicio, la Fiscalía y la Procuraduría solicitaron a la jueza del caso, Daniella Camacho, que excluya “un cúmulo de pruebas” que anunciaron los defensores, pero que no fueron solicitadas durante la instrucción fiscal. (Fuente: Diario el Comercio, bajo el siguiente link:https://www.elcomercio.com/actualidad/corte-tribunal-juicio-correa-sobornos.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *