Cuatro comunas de Imbabura fueron galardonadas por su manejo de alpacas.

Unas 10 alpacas pastan en el estadio de la comuna de Zuleta, en el suroriente de Ibarra. Unas 52 más permanecen en los páramos de esta localidad, que es parte del proyecto de Desarrollo Inclusivo de la Cadena de Valor de Fibra de Alpacas en cuatro comunidades de la provincia de Imbabura. Al igual que en Zuleta, los habitantes de las localidades de La Florida (cantón Pimampiro), Morochos (Cotacachi) y Eugenio Espejo de Cajas (Otavalo) crían y aprovechan la lana del camélido andino. En total hay 238 ejemplares. La iniciativa cuenta con el apoyo de la Prefectura de Imbabura y la Fundación Cooperación para el Desarrollo (Codespa). Este proyecto se ancló a la empresa Paqocha, de Quito, que se especializa en el manejo y proceso de la fibra en tejidos de alta calidad. La iniciativa fue reconocida con el premio Prácticas Ejemplares 2019, en la categoría Cooperación Público Privada, que otorga la Corporación Líderes para Gobernar.​El año pasado este galardón fue para el Comité de Mujeres de la Unorcac por la industrialización de la chicha de jora, que tiene la marca Sara Mama. En la comuna kichwa Karanki de Zuleta las alpacas fueron introducidas inicialmente para fortalecer el plan de conservación de páramos, recuerda la presidenta Rosa Colombia. Una de las ventajas de este animal es que no afecta a la vegetación de las montañas. Los dientes son como tijeras que cortan el pasto, a diferencia del ganado vacuno que lo arranca. Además, las alpacas tienen en sus patas una especie de almohadillas, que no erosionan los suelos. Eso ayudó a preservar los páramos donde nacen las fuentes de agua. Las primeras alpacas llegaron a Imbabura hace aproximadamente una década. Pero no había un seguimiento técnico.(Fuente: Diario el Comercio, bajo la siguiente dirección:https://www.elcomercio.com/tendencias/comunas-imbabura-premio-manejo-alpacas.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *